LOS PROBLEMAS DE LOS DESCALCIFICADORES

LOS PROBLEMAS DE LOS DESCALCIFICADORES

 Este artículo se publicó originalmente a primeros del mes de julio, por problemas en la pagina no ha estado visible ni he podido contestar a un comentario/consulta que contesto al final de este articulo.

El uso de los sistemas de descalcificación del agua está cada vez más extendidos en nuestro país. La mayor ventaja que ofrecen estos sistemas es la de dejar actuar a los detergentes de forma eficaz, tanto en el lavado de ropa y doméstico como en la higiene de las personas. Esta mejora del agua hacia el uso de detergentes se fundamenta en la casi total ausencia de cal y magnesio del agua que procesan, que son los elementos que antes cortaban la acción de los detergentes,  impidiendo que se desarrollara la espuma y la limpieza fuera eficaz.

El funcionamiento de los sistemas descalcificadores se basa en el intercambio de iones, y actúa cambiando el ion calcio del agua por el ion sodio. En este enlace de nuestra guía puedes conocer su funcionamiento y mucho más: http://www.guiapurificadoresdeagua.com/como-elegir-un-descalcificador/

Como saber si el descalcificador funciona correctamente

El correcto funcionamiento del equipo se sabe, cuando la dureza del agua de salida presenta una clara disminución del contenido en cal. Por lo anterior, la prueba obligada pasa por medir la dureza del agua, que ya ha pasado por el descalcificador.

Siempre es necesario conocer la dureza de agua a la entrada del equipo, con ello sabremos como programar el mismo. Esta programación depende directamente del dato de dureza obtenido, porque de ello depende el correcto funcionamiento del descalcificador, y es indispensable conocer la dureza en el caso que tengamos que ajustar el programa.

Como conocer la dureza del agua para un descalcificador.

En primer lugar advertiros a todos que un medidor de TDS en ppm no vale para conocer la dureza del agua. Si quieres saber porque entra en este enlace donde tratamos este tema.

Para conocer la dureza del agua debemos de recurrir a un test medidor de dureza, estos test están basados en reactivos químicos que hacen que la muestra de agua cambie de color, indicándonos el grado de dureza de la muestra. Si quieres conocer más sobre estos test entra en este enlace a nuestra guía. Como es un dato mas que necesario y para que lo podáis conocer incluimos en nuestro catálogo este kit medidor de dureza. Este kit fue escogido por nosotros por aunar precisión y facilidad de uso, puesto que solo se compone de un líquido reactivo, al contrario que otros que requiere del uso de dos líquidos

Cuál es el valor correcto de la dureza del agua a la salida del descalcificador.

 Independientemente del valor del agua de entrada un equipo que funcione correctamente debe proporcionar agua con una dureza de entre 6 y 10°Hf. Si vuestro equipo no tiene estos valores a la salida del mismo puede deberse a varias causas. Estas causas pueden ser la colmatación por bacterias o iones metálicos, el mal funcionamiento o mala programación del cabezal válvula del equipo, o la mala regulación del agua de mezclado a la salida del equipo. En los próximos párrafos ampliaremos la información al respecto.

Como norma y más si se ha realizado poco o nunca siempre hay que empezar por una limpieza de las resinas. Esto es algo que se desconoce o se demora, y es obligado si queremos mantener nuestro equipo funcionando correctamente durante mucho tiempo. Para ello debemos de utilizar algún producto limpiador, como  el de este enlace a nuestro catalogo, Siguiendo las instrucciones del mismo forzaremos una regeneración de las resinas.

Una vez hecha la limpieza y/o desinfección de las resinas debemos volver a medir el valor de dureza. Dependiendo del resultado sabremos si era este el problema o es otro el origen del mismo.

Mal funcionamiento o mala regulación de la válvula cabezal del descalcificador.

En los casos que el agua de salida solo presente la falta de dureza, o una dureza un poco superior a los 10°hf, se deberá regular la mezcla con el agua no descalcificada que realiza el cabezal válvula. Consultaremos el manual de nuestro sistema respecto a esto. Nuestro equipo debe de disponer de un tornillo para poder regular la dureza de salida, regulando la mezcla con agua que no ha pasado por el descalcificador, hasta obtener una dureza de salida dentro de los parámetros aconsejados. Regularemos este tornillo aumentando o disminuyendo la mezcla para obtener el valor de salida deseado.

Si llega a este punto y no ha logrado que su equipo funcione correctamente, solo puede revisar la programación del mismo, y comprobar que todos los parámetros son correctos. En especial debemos fijarnos si la dureza programada corresponde con la real del agua de entrada. Suponemos que el cabezal válvula realiza correctamente la regeneración de las resinas, de forma programada. Si no las realiza y tenemos los parámetros bien programados, debemos pensar en que algo no funciona bien.

Una forma simple, de saber que el equipo no realiza la regeneración de forma automática, es si después de forzar una regeneración de forma manual, los valores son correctos, y con el paso del tiempo el valor de dureza de salida de nuestro equipo vuelve a subir superando ampliamente los 10°hf de dureza máxima de salida.

Llegados a este punto, si no hemos logrado que el equipo produzca agua con la dureza adecuada, debemos pensar en cambiar las resinas. Esto si todo funciona correctamente y el equipo hace la regeneración tanto de forma manual, como de forma programada. Si el problema está en el cabezal, debemos pensar en cambiarlo, o llamar al servicio técnico de nuestro equipo.

El problema de la contaminación del descalcificador por bacterias.

En muchas instalaciones los descalcificadores están montados para tratar agua que proviene directamente de pozos, o alguna fuente de agua con mucha cal que no ha sido tratada con cloro.

Debemos de saber que un descalcificador está pensado para trabajar con agua de las redes publicas debidamente clorada. Cuando el agua de entrada al sistema no lleva cloro, ni esta desinfectada, dejamos pasar al interior del aparato todas las bacterias que el agua pudiera llevar. Esto convierte al descalcificador en un medio de cultivo de estas bacterias, que además de inutilizarlo puede acarrearnos infecciones. Es en estos casos cuando es conveniente utilizar un esterilizador de agua por ultravioletas para tratar el agua. El esterilizador mantendrá a raya por mas tiempo a las bacterias que siempre acaban colonizando las resinas. Estas resinas al verse recubiertas de una película bacteriana dejan de cumplir su misión, además de como hemos dicho, convertirse en un medio de cultivo para las bacterias. La proliferación de bacterias se da incluso en aguas cloradas, por lo que una desinfección periódica de las resinas es obligada. La frecuencia de esa desinfección varía dependiendo de la calidad del agua de suministro. 

Como detectar la saturación de las resinas por iones metálicos o bacterias.

Regularmente, o al menos un par de veces al año debemos conocer como esta funcionando nuestro descalcificador. Para ello debemos recurrir a un test de dureza del agua. Cuando observemos que  la medida del contenido en cal aumenta, debemos pensar que la eficacia del descalcificador ha disminuido. La disminución del rendimiento suele ser provocada por ciertos iones metálicos o bacterias que cubren la superficie de las resinas intercambiadoras.

El problema del Sodio en el agua.

El problema más importante que nos plantea el uso de un descalcificador es precisamente el intercambio que realiza con el Sodio. El organismo humano puede tolerar altos contenidos de calcio y magnesio en el agua de bebida, pero por el contrario no puede tolerar altos niveles de sodio.  Esto es especialmente grave en las personas con hipertensión que deban llevar dietas bajas en sodio.

Por lo anterior si dispone de un sistema descalcificador o está pensando en instalarlo, tenga en cuenta lo siguiente: Para poder consumir el agua que ha sido tratada con un descalcificador es mas que recomendable la posterior purificación con un equipo de ósmosis inversa, o bien tener en la vivienda una toma de agua que no pase por el descalcificador para poder consumirla. Esto es un tema que pocas veces se explica, dando como resultado el consumo de agua no muy aconsejable para nuestra salud,  por querer mejorar el agua para los detergentes.

Comentario

He visto por otros sitios que existen equipos con diferentes tratamientos de agua para acabar con los problemas que origina la cal, pienso que la demanda que tenían antes los descalcificadores de intercambio iónico ha mermado bastante a causa de que hay en otras webs alternativas que parecen más seguras, y ecológicas, como son los descalcificadores sin sal, o inhibidores de cal. Me gustaría saber cual es mejor y que opinan al respecto. Un saludo. 

Purificaragua:

La pena es que no hay un solo sistema perfecto. Los inhibidores solo funcionan ante las incrustaciones producidas por la cal, los anti incrustantes solo hacen eso, impedir las incrustaciones añadiendo polifosfatos al agua, y ninguno de ellos mejora el comportamiento del agua con los detergentes.

Todo depende de lo que queramos obtener, pero a dia de hoy los descalcificadores de intercambio iónico son insustituibles. 

Debemos pensar la dificultad de retirar elementos químicos del agua, esto es algo que no hacen los inhibidores, y por esa dificultad necesita  un tratamiento complejo a nivel químico como el de los descalcificadores iónicos, o físico a nivel molécula como el que realiza la ósmosis.

Lo cierto es que todos estos sistemas no mejoran el agua de bebida, al contrario en alguno de ellos. por lo que la ósmosis sigue siendo necesaria para disminuir ese exceso de cal y sales minerales y tener un agua realmente saludable en nuestro hogar.