EL EXCESO DE MINERALES EN EL AGUA MINERAL

EL EXCESO DE MINERALES EN EL AGUA MINERAL

DIFERENCIAR EL AGUA POR SU CONTENIDO DE MINERALES

Esta diferenciación es el punto más importante a la hora de distinguir entre un agua realmente pura, de otra con impurezas debidas al contenido en minerales.

Primero hare saber lo que a juicio de los especialistas en Urología y Nefrología (sistema urinario y renal) es un agua realmente sana; Estos especialistas recomiendan para un consumo diario un agua con un contenido MAXIMO de 140 mg/l (miligramos por litro). Esta cantidad de minerales, si miramos con detenimiento el etiquetado de la mayoría de las aguas envasadas, es superada por casi todas ellas. En el etiquetado este dato viene dado por lo que se denomina residuo seco. Que es el residuo que queda al evaporar un litro de agua.

Por lo anterior podemos clasificar los diferentes tipos de agua atendiendo a su contenido en minerales haciendo las siguientes diferenciaciones:

MINERALIZACIÓN MUY DEBIL: Residuo seco máximo de 70 mg/l. La más aconsejable para un uso diario y la ideal por su nivel de pureza.

MINERALIZACIÓN DEBIL: Residuo seco máximo de 140 mg/l. Esta franja estaría dentro del límite máximo aconsejado para el consumo diario

AGUAS MINERALIZADAS: Residuo seco superior a 140 mg/l. e inferior a 230 mg/l. Aconsejable como agua de uso ocasional. Cuando el contenido en Magnesio es alto es recomendable entre las personas de avanzada edad (excepto contraindicaciones), porque según varios especialistas es beneficiosa.

AGUAS MUY MINERALIZADAS: Residuo seco por encima de los 230 mg/l. Este tipo de aguas en muchos casos están consideradas MINERO MEDICINALES, y como se puede desprender de esta calificación solo se aconseja su consumo en caso de utilizarse como medicina. Nunca para un uso diario, y siempre bajo prescripción que indique que sea necesario o aconsejable su consumo

Muchos envasadores de agua nos ocultan estos datos con todo tipo de trucos; Letra ínfima que hace necesaria la lupa, dicen que es de bajo contenido en sodio pero el contenido de otras sales es muy elevado, indican que es de mineralización débil cuando en realidad es como mínimo lo que antes he calificado como mineralizada, y en algunos casos ni siquiera indican el análisis químico.

De todo lo anterior se desprende que el mercado de aguas embotelladas abusa del desconocimiento de lo que es realmente un agua sana que tiene la mayoría de la población. Ahora vosotros ya lo conocéis. Que no os engañen.